Los Talbot: una familia muy peculiar

Los Talbot: una familia muy peculiar

Talbot: mi segunda vida es una novela de fantasía juvenil escrita por Esther G. Recuero, quién además de escribir también hace teatro, tiene un blog llamado El lado oscuro, participa en un canal de youtube sobre juegos de rol: The covenant y tiene un canal propio con su mismo nombre: Aquí donde hace reseñas y da consejos para escritores.

Yo la conocí a través de este canal, y me gustan mucho dos de las iniciativas que ha creado: El planificador de novelas y El catálogo de autores y reseñadores: vídeo 1 vídeo 2.

En un ámbito tan competitivo donde es difícil entrar y aún más ascender cualquier ayuda o consejo es bienvenido, y Esther G. Recuero hace una excelente labor ayudando e inspirando a nuevos escritores.

Foto de imagen de Esther G. Recuero en la reseña de su novela: Talbot
Esther G. Recuero

La historia de la familia Talbot

La historia de Talbot se centra en una familia de seres sobrenaturales: la familia Talbot, que se ve obligada a abandonar su circo en Europa para trasladarse al estado de Maine. Donde esperan integrarse en la sociedad humana, pero no les resultará nada fácil.

La historia es contada en primera persona por James, un licántropo que tiene a un vampiro llamado Wallace como hermano mellizo. Desde sus ojos somos testigos de su adaptación a la sociedad humana y de los problemas característicos de un adolescente, pero añadiendo un toque sobrenatural a la mezcla.

La narración en primera persona no es de mis favoritas, menos cuando se centra solo en el punto de vista de un personaje durante toda la novela. Eso sucede un poco en Talbot donde me hubiera visto más acercamiento a otros personajes, pero no por ello es una mala narración. Me parece que hace de Talbot una lectura amena y fácil de leer pero a su vez está muy elaborada, mostrando que Esther escribe muy bien.

Reseña de Talbot: mi segunda vida por Eduardo Gómez - Escritor
Talbot: mi segunda vida

Personajes coherentes

Talbot también cuenta con unos personajes muy bien trabajados, empezando por el protagonista cuya narración refleja perfectamente su forma de ser y pensar. En cuanto al resto de los personajes, sentí que cumplían su papel en la novela pero que  no nos acercabamos mucho más a ellos, pero aún así cada uno tiene una personalidad propia que queda reflejada en la novela durante cada una de sus escenas.

La coherencia es algo destacable durante gran parte de la novela, los vampiros no brillan en lugar de quemarse ni verás a un personaje sobrenatural completamente alejado de cualquier rasgo de su especie, por ejemplo, James es impulsivo mientras que Wallace es reflexivo.

El problema del instalove

Es por esto que es una pena que esta coherencia se pierda con todo lo referente a Nicole. En el instante en que James la ve se enamora perdidamente de ella, algo que no queda bien con su personalidad y que me hace desconectar de esa trama por no creérmela. El problema se agrava cuando la mayor parte de la novela si es bastante coherente haciendo que cuando se llega a esta escena se sienta como un gran glich: un enorme fallo de coherencia en una historia que hasta ese momento conseguía que toda su trama se sintiera lógica. 

Soy consciente de que Esther intentó dar un giro al tópico instalove, pero no estoy de acuerdo con esa justificación. El instalove no es tanto un tópico como un fallo en la coherencia de una obra y en mi opinión es mejor darse cuenta de estos fallos, para evitarnos a nosotros mismos cometerlos, no para caer en ellos en un intento de señalarlos o darles un giro. Lo principal al escribir una novela es hacerla lo mejor posible, y eso excluye manejar tópicos si eso va a ser perjudicial para el resultado de nuestro propio trabajo.

El marido de Sally Tilly

Otra cosa que no me gusta es todo lo referente al marido de Sally Tilly. Estamos hablando de una familia de criaturas sobrenaturales, algo que realmente preocuparía mucho a cualquier persona que los tuviera cerca y no los conociera. Por lo que sería algo muy bueno para que iniciando con miedo y desconfianza poco a poco pasará a conocerlos y superando esos sentimientos.

Pero en lugar de eso la autora hizo todo lo posible porque odiáramos a este personaje (SPOILER) literalmente nos dice que no le gusta que su mujer se acerque a ellos, luego su primera escena es completamente furioso amenazando a la familia Talbot. No dura ni dos segundos antes de ser atropellado.

Hasta ahí no tengo nada que decir, pero la segunda situación en que la novela pierde la coherencia es su entierro, donde Sally da un discurso de lo malo que era y todos le dan la razón, incluso me da la sensación de que se culpabiliza a su hijo por sentirse mal por haber perdido a su padre, tratándolo de un simple capricho.

¿Por donde empiezo de porque esto está mal? Para empezar a un hijo siempre le va a doler perder a su padre por malo que sea, incluso a su mujer le dolería salvo que hubiera pasado un infierno con él y aún así estaría en shock. De hecho no se lo malo que ha sido el padre con su hijo, pero el trauma que le dio la madre hablando de él de esa manera va a ser difícil de superar.

Creo que aunque se tratará de la peor persona de la historia se le trataría con respeto en su funeral, así que si alguien hablará así en esa situación terminaría dejando muy mala imagen y siendo la comidilla de todo el pueblo, eso si no se comienza a sospechar que si se alegra tanto es que esa persona fue la responsable de su muerte. En cambio se le da la razón a Sally sin ningún problema, solo les falto beber cerveza e iniciar una fiesta cantando: ¡Ding! ¡Dong! el cerdo ha muerto.

Y si todo eso fue Tremé Lanier no me parece muy inteligente visitar a tus familiares, que tratan de pasar desapercibidos, y montar una escena que levantará rumores por toda la localidad. Me ha pafecido poco coherente pero por suerte solo es una escena. (Fin del SPOILER)

El caso es que la única manera de tratar temas serios en una historia es con naturalidad, en cambio aquí se forzó mucho la situación hasta sacarme de la lectura. 

Reseña de Talbot: mi segunda vida

Los Talbot: el punto fuerte de la novela

Pero aún no he hablado de lo mejor de la novela, que son sin duda las escenas de la familia Talbot. Realmente me encanta la familiaridad con que se retratan, se sienten como una familia real mostrando sus facetas más cotidianas, pero sin renunciar a los problemas típicos de la condición de cada personaje.

Resaltó especialmente la relación entre James y Wallace, que aunque termina estando Nicole de por medio, se me hace una manera muy interesante la manera en que se trata la enemistad entre licántropos y vampiros, acercándola a la rivalidad entre dos hermanos. (SPOILER) El protagonista llega incluso a actuar como un bullying, siendo que ese tipo de personas no le agradan. Para luego arrepentirse al verlo tan deprimido, tratando de corregir sus errores con el fin de ayudarlo. (Fin del SPOILER)

 

Otros temas de interés

También hay otros temas de especial interés, como la amistad de James con Joe o su cercanía con su prima Agata o, aunque sea derivado de un fallo de coherencia, el mensaje de que en ciertas circunstancias eso que se cree amor puede ser en realidad una obsesión perjudicial. Y todo ello aderezado con una pequeña dosis de humor en ciertas situaciones.

No puedo terminar esta reseña sin mencionar el pequeño homenaje a Stephen King al situar Talbot en Maine, Estado donde King ambienta muchas de sus obras, incluyendo It que es mi novela favorita y a la que le hice reseña en Halloween: Aquí. Y es que tanto Esther G. Recuero como yo somos grandes fans de este grandioso escritor.

Logo del blog de Esther G. Recuero

Conclusión final

Talbot: mi segunda vida es una buena novela, con algunos fallos pero que destaca por su calidad entre otras novelas de fantasía juvenil urbana centrada en seres sobrenaturales. Es muy entretenida y fácil de leer. La primera novela de una escritora de la que merece la pena seguir su avance y ver qué sorpresas nos depara en el futuro.

Link a Talbot mi segunda vida: Aquí

1 comentario en “Los Talbot: una familia muy peculiar”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: