Celsius 232: 2020

Crónica del Celsius 232: 2020. Parte 5 y final

Finalmente llegamos a la última parte de esta crónica, y también al último día del celsius 232. Ya he hablado de conferencias sobre libros, sobre videojuegos e incluso participe en un taller de esgrima medieval, así que el último día no iba a ser menos. Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4

20 años de Digimon en el Celsius 232

Los Digimon llegan al Celsius 232

Mi sábado de celsius empezó con una conferencia sobre una de las series de mi infancia: Digimon. “Diseccionando el fenómeno Digimon”,  y como invitada especial la persona que pone la voz a Tai en castellano: Blanca Rada. Ella fue una voz constante en la infancia de muchos, incluyendo la mía, y junto a Virginia de la fuente y Miguel Martínez hablaron mucho de la historia de este anime.

En la conferencia hablaron de como Pokémon era más popular, sin embargo los fans de Digimon le tienen un gran cariño  muy especial a su anime. De cómo una serie que en principio era para niños consiguió despertar un gran cariño en su fandom, y a su vez un cariño que pervive con el paso de los años. Y es que los fans que vimos el anime cuando éramos niños hemos crecido, pero aún conservamos la nostalgia y ese cariño por esa serie que nos marcó en aquel entonces. Sobretodo porque Digimon no es ese tipo de serie infantil que la ves años después y te llevas las manos a la cabeza, en plan: “dios, pero que cosas me gustaban en aquel entonces”. Realmente tiene temas mucha más profundidad de lo que podría parecer a simple vista.

Y hablando de cariño, yo acudí a esta conferencia sobretodo por curiosidad, pero me emocione y me retornó la nostalgia cuando entrando al auditorio escuche el opening de Digimon; y según entraba pude ver las imágenes en pantalla grande envolviendolo todo.

Sí, definitivamente le tengo mucho cariño a este anime, y ni siquiera me acordaba realmente hasta esta conferencia. Para mí, momentos antes, Digimon ya estaba algo lejano pero retornó con fuerza. También nos pusieron la escena donde Angemon acaba con Devimon en una escena sumamente épica. 

Blanca Rada también nos habló de que cuando los actores doblaban trabajando Digimon no sabían todo el impacto que tendría hasta muchos años más tarde. Para ellos era una serie para niños, con la que se divirtieron mucho a la hora de doblarla. 

 

La construcción del worldbuilding en videojuegos. Celsius 232

La creación de mundos en videojuegos

Tras una de mis conferencias favoritas de todo el festival, mi siguiente conferencia también fue en el auditorio. 

Construyendo mundos para videojuegos, donde el CEO y director creativo de Tequila Works: Raúl Rubio, el director artístico de Pendulo Studio: Alberto Lozano y el director creativo y artístico de Blasphemous: Enrique Cabeza,  nos hablaban de lo que supone crear un mundo nuevo para mostrarlo a través de un videojuego. Lo curioso es que cada uno se enfocaba en un aspecto distinto.

Por ejemplo, Alberto Lozano hablaba de cómo primero creaba el word building y luego se centraba en la manera en que podía mostrárselo al jugador. Mencionando como en un libro tú haces énfasis en lo que hay en cierta estantería, en una película enfocas hacia esa estantería, mientras que en un videojuego tienes que recrear toda una sala y encontrar la manera de que el jugador termine enfocándose en esa estantería. 

Raúl Rubio no se centraba tanto en que los videojuegos tuvieran una narrativa y un word building construido, sino que viniendo de una época donde los videojuegos no contaban con historia, eran los jugadores quiénes se la imaginaban, Por eso lo que hacían en Tequila Works es añadir elementos artísticos que puedan transmitir algo al jugador para que éste captará por sí mismo la historia sin tener que hacer tanto énfasis en la narrativa. 

Finalmente Enrique Cabeza no creaba el worldbuilding del videojuego primero, si no que primero se le ocurrían las ideas de que podría contener ese videojuego, como por ejemplo un árbol partido, y luego desarrollaba la historia de ese árbol partido lo que poco a poco creó el lore que podemos ver en Blasphemous. Aunque a decir verdad no recuerdo bien el elemento que dijo, y por eso acabo de poner lo del árbol partido, para que se entienda fácilmente. 

Debo decir como aportación personal que como escritor el método que más uso es el de Alberto Lozano: primero pensar el lore de una historia y luego pensar cómo transmitirla, aunque mi intención actualmente es hacerlo en novelas. Pero debo decir que el método de Enrique Cabeza me parece sumamente útil e interesante para crear un word building gradualmente y así no quedarse atascado pensando en el mundo sin llegar a escribir la historia. De hecho la aportación que más me llamó la atención y mejor recuerdo es la de Enrique Cabeza. 

 

El doblaje de digimon en el Celsius 232

Doblando Digimon en el Celsius 232

Al empezar el día no tenía pensado asistir a esta conferencia, pero me gusto tanto la primera conferencia de Digimon que me fuí de cabeza a la de “Poniendo voz en Digimon”,  con la dobladora en castellano de Tai en Digimon: Blanca Rada y Jolly en Digimon 02:  Carolina Tak. 

Fue una conferencia divertida y muy interesante donde nos hablaron de sus experiencias doblando la serie. Aunque también con el doblaje, por ejemplo me acuerdo mucho de una experiencia fuera de Digimon que contó Blanca.

Blanca Rada también es la dobladora de Daxter en Jack y Daxter; pero Blanca siempre la conoció como: “La puta ardilla” y ni el nombre se sabía. Por lo que cuando una crítica alababa al doblador que hacía de Daxter ella se quedó en plan: “¡Que genial! ¿Y quién es Daxter?”. Y ahí que le dijeron que era ella y se quedó en plan: “¡La puta ardilla!”. 

Pero aparte de esa experiencia, Blanca contó cómo le encantaba doblar personajes de animación porque podía moldearlos y ser ella quien les diera la personalidad en castellano cosa que disfrutaba. A su vez, no le molaba tanto doblar videojuegos porque muchas veces era una página con veinte diálogos sueltos y algunos hasta se repetían. 

 

Los premios del Celsius 232

Después llegó el evento que más conmemora lo que es el Celsius 232: “Entrega de los V Premios Kelvin 505 y los III Premios Lorna”. 

Donde Cristina dijo que había perdido una apuesta con Diego al apostar que el Celsius no iba a ser celebrado. Además de anunciar que pese a las circunstancias el Celsius 232 había sido bastante exitoso teniendo la cifras de 100 patronos y con mucha gente acudiendo al festival, algo que no sería posible sin las personas con chalecos amarillos que estuvieron haciéndose cargo de la seguridad y las medidas contra el covid-19. 

Después comenzaron a repartir los premios empezando por el sorteo de la cesta, y los organizadores dieron un premio especial por su cuenta. Jorge se lo dio a una obra de teatro, Cristina al autor de la saga Luna:  Ian McDonald y Diego a Alba Quintas, que dio un discurso hermoso de agradecimiento y de apoyo al festival Celsius.

Luego se entregaron los kelvin, dos de ellos fueron recogidos personalmente por Elia Barceló y David Sánchez. 

 

Vampiros en el Celsius 232

Tras una pausa para comer, acudí a la conferencia de: “Escribiendo literatura de vampiros”.  Me encantan los vampiros, pero aunque soy más del estilo de Anne Rice,  en la conferencia se manejaba más el lado monstruoso del vampiro. Si algo me quedó claro es que tanto a los fans del vampiro monstruoso como a los fans del vampiros humanizados nos desagradan los vampiros brillantes de Crepúsculo.

Sin embargo, a diferencia de Víctor Conde, Carlos Sisí y Nieves Abarca, que en sus novelas muestran este lado monstruoso, la novela de Michelle Roche muestra a un vampiro más original y como metáfora de que una joven tome el control de su propia vida y despierte su propia feminidad. 

 

Doblaje de videojuegos en el Celsius 232

Dobladores de Overwatch y mucho más

Tras la conferencia vino de esas ocasiones en que yo quería asistir a “Diseccionando las Crónicas del parásito” en la carpa de actividades, pero cuando llegué el lugar estaba lleno, así que asistí a una nueva conferencia en el auditorio: “Poniendo voz en el universo de Overwatch”. 

Lo cierto es que a pesar de no tener intención de verla, porque de primeras no sentía gran interés por el doblaje ni por Overwatch, me gustó mucho. Aunque realmente no se habló gran cosa de Overwatch, y sí de aspectos mucho más generales del doblaje. Por ejemplo, Feran Jiménez nos habló de cómo él era la voz de la cadena Antena 3, y como todos le reconocían por eso. Mientras que por su parte Ana de Castro nos contó que se sentía muy feliz por haber doblado a una de sus heroínas favoritas: Mulán en el nuevo live-action de Disney. 

Debo decir que no soy gran defensor de los live action, realmente no le veo mucho sentido a tomar una película de animación de Disney, que realmente es muy extraño que se vean dañadas por el paso del tiempo, para volver a hacerla, generalmente imitando todo lo que aparece en esa película con actores reales o con efectos de ordenador. Pero a decir verdad me alegro muchísimo por esta actriz de doblaje, ya que pudo cumplir su sueño.

Pero aparte de eso contaron sus experiencias en doblaje, así como también cómo había afectado el coronavirus a ese sector, como a raíz de no poder doblarse nada se les estaba dando más valor a algo que antes no se apreciaba demasiado. También se explicó porque no se doblan las series o películas desde casa y es que no todos los actores de doblaje serían capaces de hacerlo. y se cerrarían muchas puertas. 

 

Carbono modificado: una historia en expansión

Para el siguiente evento me pasó algo muy curioso, y es que no se de qué manera vi que “Diseccionando el universo de Carbono modificado” era en la sala de conferencias y el monólogo de Espido Freire en el auditorio. 

Así que me salí del auditorio y en lugar de hacer cola para volver a entrar me fui a la sala de conferencias. Me puse ahí, pero a los que salimos del auditorio nos avisaron que subiéramos a la planta de arriba porque había gente que llevaba un rato esperando para entrar. 

Así que me quedé atrás en la cola y me quedé sin poder entrar a la sala de conferencias, por lo que me fuí a la apuesta segura en este Celsius: el auditorio. Y mi sorpresa fue que Richard Morgan estaba ahí hablando de Carbono modificado. 

Y lo cierto es que la confusión me llevó a terminar en el asiento de atrás, pero lo curioso es que uno de los últimos asientos también era uno de los mejores, así que ahí me quedé para el resto de conferencias. 

Obviamente cuando llegué ya hacía un rato que había empezado la conferencia, pero pude escuchar bastante de ella. Trataba sobre todo de la adaptación de la novela a la serie de Netflix, y como se había dado todo para que fuera posible. El autor habló de que la primera temporada le había gustado mucho, y que incluso cambios que se habían hecho le daban un mayor sabor a toda la historia. Aunque no fue el caso de la segunda, pues el carácter más blando que, los creativos de la serie, le habían dado a Kovacs no le había gustado, pues en la novela es al contrario: Kovacs es mucho más ácido en la segunda novela que en la primera.

También se habló del anime que le hicieron a la novela y del cómics que va a tener. En lo personal fue una conferencia que me gusto mucho, pues conocía este universo gracias a la serie y estoy deseando adentrarme mucho más en él. 

 

Novelas de Martín Caparrós

El siguiente evento fue dedicado a los libros de Martín Caparrós, obviamente con el autor presente. Sobretodo se centraron en su nuevo libro: Sinfín, una novela con un punto de vista muy pesimista sobre el futuro, con religiones y corporaciones teniendo un gran control sobre la población y el periodismo mucho más devaluado, al solo existir una versión oficial de las cosas. 

 

La ciencia ficción europea

Y para finalizar una conferencia sobre sobre ciencia ficción en Europa, donde se trataba de promover la ciencia ficción creada en nuestro continente, y que hablaba de cómo Estados Unidos había marcado su visión en las obras de todos los demás; además de cómo a veces escribir en francés o español podía resultar toda una barrera para que un autor se diera a conocer. Así como también hablar de cómo un festival así podía facilitar la unión de escritores teniendo en la misma mesa escritores franceses e ingleses. Ahí estaban: Xavier Müller, Catherine Dufour, Ian McDonald, Richard Morgan y Liz Williams.

Aunque en este punto destacó el fundamental papel de Diego García Cruz como traductor, pues cuando un autor hablaba francés tenía que estar atento a lo que decía el autor, mientras lo apuntaba para luego traducirselo a su público, y al mismo tiempo traducirselo a los autores que no sabían francés. Una gran labor muy encomiable, sin Diego las conferencias no serían lo que son.

Un gran festival celsius 232: 2020

Y hasta aquí mi Celsius 2020 como también mi crónica sobre él. Espero que les haya gustado este reportaje, y que haya servido de utilidad a todos aquellos que por la situación no pudieron acudir. Por mi parte, estoy muy feliz de haber podido asistir pese a las circunstancias, hasta diría que lo he disfrutado y aprovechado mucho más que el del 2019. Ya que como dije el otro año no estaba muy bien a nivel creativo, mientras que este año por fin he salido del Celsius 232 con ganas de escribir y con una mayor inspiración. A la vista está que mientras que en el 2019 intente hacer la crónica pero no pude ser capaz de terminarla, estáis leyendo estas líneas en el 2020. Así que como escritor, lector y asistente al Celsius 232  estoy muy feliz de que se haya celebrado y haber podido asistir a él.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Eduardo Gómez Cabrera .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Eduardo Gómez Cabrera.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: