El viaje de Argos de Esteban Díaz reseña

Esteban Diaz es un escritor que conocí en el Celsius 232, y desde entonces he estado leyendo sus novelas y reseñándolas en este blog. En esta ocasión se trata de El viaje del Argos, secuela de La cabeza de la gorgona, novela de la que podéis encontrar mi reseña en este blog. La cabeza de la gorgona y El viaje del Argos son la primera y segunda parte de una saga llamada El cantar de los hijos de Olimpia. Por lo que al ser esta la reseña de una secuela podría contener spoilers de la primera parte, así que si no conocéis la saga leer la anterior reseña para saber si os interesa; y no leáis esta reseña hasta haber acabado la cabeza de la gorgona. Su reseña: Aquí

Personajes mitológicos

El viaje de Argos de Esteban Díaz reseña Al igual que la primera parte, El viaje del Argos cuenta las historias de personajes mitológicos en su versión más humana y realista. Aquí los dioses griegos ya no son dioses sino humanos de carne y hueso que sufren como cualquier mortal, los otros héroes siguen siendo mortales pero tanto unos como los otros cuentan con su propio papel dentro de este mundo. 

Los personajes no aparecen solo porque sí, en plan cameo, sino que al ser también una novela de fantasía medieval tiene una estructura muy definida donde cada personaje tiene su papel dentro de este mundo, unos como Ares, Apolo o Baco son señores de sus propios territorios; mientras que otros son sus capitanes como Jason, el capitán de Apolo. Aunque lo que no cambia es que Zeus es el gobernante de todos los demás siendo muy venerado y querido por todos. También hay otros personajes que ocupan el papel de los enemigos de este pacifico reino, o también personajes mitológicos que no son habitantes de la isla de Olimpia, sino a otros lugares como Creta o Tebas. Eso sin olvidar que los grandes enemigos de los “dioses” siguen siendo los Titanes, viviendo la guerra entre dioses y titanes de una forma muy original. 

Todo tiene un motivo

Esta estructura, de que los personajes aparezcan por una razón y no solo porque sí, no solo se centra en los personajes sino también en las criaturas que se puedan encontrar en este mundo. El minotauro no aparece en la portada del libro de casualidad, tiene su papel en la historia y es un papel que está muy bien explicado dentro de la misma, al igual que el de las gorgonas que aparecieron en la novela anterior. Objetos muy conocidos dentro de la mitología griega también aparecen en la novela y lo hacen por una razón concreta, al igual que los lugares donde ocurren los sucesos de la misma y por la que pasan los personajes. Y por si fuera poco veremos ocurrir eventos ya conocidos de una forma nueva que forman parte de la novela sin que ese suceso de la mitología desentone en ningún momento, pero siendo todo un homenaje para los fans de los mitos griegos. 

Eso hace que de algo tan clásico y conocido como la mitología griega, Esteban Diaz pueda crear toda una nueva historia que funciona por sí misma; siendo algo muy sorprendente y digno de alabanza. Además aportar algo nuevo a un género que muchos sienten sobreexplotado y en el que es difícil encontrar la originalidad, al menos de una forma tan buena como lo ha hecho Esteban. 

El argumento

Aunque El viaje del Argos no deja de ser la secuela de lo que ya vimos en la primera parte, así que ¿de qué trata esta nueva novela? Como vimos en La cabeza de la gorgona, Perseo consigue que la poderosa Circe se retire de forma temporal y logra curar a Zeus con el poder de la gorgona, por lo que este se recupera y está listo para liderar a su pueblo a la batalla. La tentación de seguir usando esta cabeza resulta poderoso, pero la gorgona es una gran fuente de mal además de que corrompe a los mortales con una gran facilidad, así que terminan decidiendo destruirla. Por otra parte, Hebe se sacrifica para detener a la flota Titán con el cetro de los elementos. 

Esto son pequeñas victorias que evitan la aniquilación total del pueblo de Olimpia, pero siguen en guerra contra una fuerza muy superior a la suya: los Titanes están decididos a arrasar toda la isla y conquistarlos o matarlos a todos. Así que necesitan hacer algo que les permita ganar la guerra y salvar su isla, para ello deciden ir en busca de la hechicera Medea, la única capaz de enfrentar la magia de Circe. Para ello, Jason, capitán de Apolo, realizará una expedición a bordo del barco Argos para viajar a un lugar lejano donde encontrarla. Sin embargo durante su viaje descubrirán que para conseguir a Medea, deben ir hasta el confín del mundo y conseguir el vellocino de oro. 

Por otra parte, una serie de desafortunados eventos llevan a Teseo al laberinto del minotauro donde deberá encontrar una salida y enfrentarse con este peligroso y poderoso ser si quiere volver a ver la luz del día. 

Mientras todos estos eventos tienen lugar, la isla de Olimpia vive una guerra total de la que depende el destino de todos los Olímpicos. Sin embargo durante el transcurso de las batallas, los Olímpicos encontrarán tanto valerosos aliados como terroríficos enemigos, y vivirán traiciones que podrían costarles todo. 

La narrativa

La narrativa de Esteban Díaz sigue siendo tan excelente como siempre. Es una novela épica que nos narra todos los sucesos de la novela con una gran claridad y con los detalles suficientes para que podamos tenerlo todo como imágenes dentro de nuestra cabeza, pero nunca demasiados como para resultar abrumadores. La épica de esta historia se respira en cada página gracias a su narrativa. 

Todos los personajes tienen importancia

Esteban Díaz escritor de El viaje de Argos Lo que me ha sorprendido de esta novela es que aunque mantiene los mismos personajes, todos se sienten importantes, pero sí que cambia los que se podrían considerar los mayores protagonistas de la novela. En La cabeza de la gorgona el protagonista era Baco, Perseo y el resto de personajes que fueron en busca de Hades. En esta ocasión, los protagonistas ya no son ellos sino Jason, Teseo, y los personajes que se embarcan en la expedición para encontrar a Medea. Siendo el mayor punto de unión entre ambas novelas, que a pesar de que las novelas tratan una guerra, el punto central no es la guerra sino la misión que lleva a los personajes a conseguir algo para favorecer a su bando. En la primera fue el viaje de Baco, y ahora lo es la expedición del Argos. Aunque en esta ocasión también sucede algo que lleva a Teseo a separarse del resto de los tripulantes y tener su propia aventura. 

Aunque también hay parte de la acción en la isla de Olimpia, los otros personajes también viven su historia y se trata de la guerra con impresionantes batallas, ocupando parte de la novela, pero se nota que el mayor peso es el viaje del Argos, de ahí el título, aunque todas las partes son importantes y a la vez muy interesantes. 

Una novela llena de acción

Y hablando de las batallas son impresionantes, esta novela tiene muchísima más acción que la anterior. Además no solo son batallas sin ton ni son, aunque vemos muchos choques de espada y de un ejército contra el otro, lo más interesante es que con cada batalla vamos conociendo los personajes que participan y a su vez la estrategia del bando de Olimpia, como tienen sus estratagemas para seguir luchando a pesar de que en un principio parecían tenerlo todo perdido. Esto da una visión mucho más profunda y estratégica gracias a personajes como Zeus, Hera o Atenea. 

Referencias a la mitología griega

Tampoco hay que olvidar la fuente de origen de esta novela, eso hace que tenga muchas referencias a los mitos clásicos, así como su forma de hablar que no es la propia que se usaría en la actualidad, sino que recuerda mucho a las obras de teatro de la grecia antigua, algo que al ser esta una novela muy especial queda muy bien. 

Buenos y malos

Otra cosa es que hay una clara diferencia entre buenos y malos, se podría decir que los buenos son muy buenos y los malos pues son muy malos; y sin embargo de alguna forma los personajes se sienten muy humanos. Si lo miramos desde la distancia, sí, hay buenos y malos, pero es que los personajes están tan bien trabajados que no se siente extraño en ningún momento. 

Cada personaje tiene su propia personalidad desde el más serio y reservado, hasta el más divertido y despreocupado. Así como los personajes que más experiencia tienen con los que menos. Se sienten como individuos con personalidad propia, y en el bando de los buenos no se sienten como si son buenos porque su naturaleza es así, sino por vivir en una cultura donde se le da mucha importancia a cosas como el honor, la lealtad, el respeto o la libertad. 

Tema cultural

Pero también se nos da el punto de vista de personas que no pertenecen a esa cultura viéndolos como orgullosos y altivos, demostrando que si los personajes de Olimpia son así es por una cualidad cultural de esa isla y como son los habitantes de esa isla en concreto, teniendo un énfasis importante en ese orgullo y esa importancia de la libertad porque antiguamente fueron un pueblo sometido a los titanes y que a fuerza de luchar y rebelarse consiguieron esa ansiada libertad, por lo que no les fue dada sino que lucharon por obtenerla y de ahí que den tanta importancia a la libertad, el honor o el orgullo. De lo que no hace mucho tiempo de eso, así que no fueron ideales perdidos por el paso del tiempo. 

Mientras que pueblos que están en un estado mayor de decadencia, o que sus gobernantes son muy corruptos se nota como también se produce esta decadencia de moral e ideales. Piensan más en su propio beneficio, tienen más problemas entre ellos hasta el punto de tener deseos de venganza. Aunque a su vez se sienten muy humanos, puedes reconocer rasgos muy humanos en ellos y que sus emociones son humanas, así como su corrupción.

Es algo que me agrada mucho, ese balance de que se sienta una novela que recuerde tanto a historias muy clásicas y a su vez se sienta tan actual con cosas como la narración o estos personajes tan humanos pese a estar en bandos tan identificados.

Una agradable transición

Otra cosa a mencionar es ese sentimiento de que en parte es una novela de transición, un punto de unión entre la primera y la tercera parte. Es algo que suele ocurrir en estas novelas que están en el medio, pero eso no es algo malo pues también tiene sus propias historias dentro de la novela y acaba resolviendo algunas tramas para abrir otras que se desarrollaran en la tercera parte. Aunque creo que en esta novela conseguimos una mirada mucho más amplia y profunda al mundo en que ocurre El cantar de los hijos de Olimpia, así como conocer a otros personajes importantes dentro de la historia y a su vez profundizar en personajes que estaban en la primera novela para conocerlos mejor. 

Conclusión final

El viaje de Argos Esteban Díaz. Reseña El viaje del Argos de Esteban Díaz es una novela que me gusta mucho, y que continúa a la perfección la historia que empezó en La cabeza de la gorgona. Es una novela de fantasía medieval pero que tiene un sabor muy original gracias a que también se basa mucho en las historia de la mitología griega. Recuerda mucho a las historias más clásicas griegas y a su vez se siente como una novela escrita en la actualidad. Tiene dos bandos que se diferencian entre buenos y malos, pero que no desentona con la novela porque cada personaje se siente muy humano. Deseando leer la tercera parte de El cantar de los hijos de Olimpia.

 

Link a la novela en la web de Alberto Santos Editor: Aquí, en Casa del libro: Aquí. Y en Amazon: Aquí

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Eduardo Gómez Cabrera.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: