Un viaje mágico: La brújula dorada reseña

La brújula dorada es la primera novela de la trilogía La materia oscura de Philip Pullman. Aunque en realidad la obra original en español no se llamaba La brújula dorada sino Luces del Norte, fue a raíz de la película sacada por New live cinema en 2007 llamada La brújula dorada, el nombre original de la novela en ingles, que la novela empezó a ser conocida por este nombre.  En mi opinión, el nuevo nombre le queda mucho mejor a la novela dada la gran importancia de este objeto en la misma; y que las siguientes novelas se llaman La daga y El Catalejo lacado, es decir de esta manera las tres novelas llevan el nombre de un importante objeto de las mismas dándoles una mayor sincronía y relación en sus títulos. 

Hace poco la HBO estrenó la primera temporada de una serie que también adapta esta trilogía, de la que he escuchado que es muy buena, así que los fans tanto de dicha película como de las novelas estarán muy felices. 

Por mi parte ya había leído esta trilogía por la época en la que se estrenó la peli llegando a gustarme mucho; ahora en pleno éxito de la serie acabo de volver a leerla para poder traerles la reseña que aquí podrán leer. 

Argumento

La brújula dorada - Philip Pullman reseñaLa brújula dorada nos lleva a un mundo bastante similar al nuestro, pero con varias diferencias importantes; siendo la principal que todos los humanos cuentan con un animal que les acompaña a todas partes y es parte de su misma alma. Esas criaturas reciben el nombre de daimonion, y cuando sus humanos son niños pueden adoptar cualquier forma que se les ocurra; pero cuando se hacen adultos adoptan una forma permanente, convirtiéndose así en el animal que más represente la personalidad de su humano. 

La protagonista de esta historia se llama Lyra Belacqua, una niña huérfana que se ha criado en el Jordan College, siendo cuidada por el personal de este centro.

Su vida transcurre apacible entre juegos y travesuras, hasta que termina espiando una reunión de su tío Asriel con el magistrado del Jordan College, sobre temas que la llenan de  interés y por los que se siente intrigada. 

Sin embargo, eso solo es el principio de varios acontecimientos pues pronto llegan noticias de unos seres llamados zampones que secuentran niños, una realidad que golpea a Lyra cuando secuestran a uno de los niños con los que Lyra solía enfrentarse durante sus juegos, Billy Costa. Billy Costa era un niño hijo de Ma Costa, una de las matriarcas del grupo étnico los Giptanos. Grupo que vive en botes y recorren el mundo a través de ríos y canales.

Por si fuera poco, el mejor amigo de Lyra: Roger desaparece ese mismo día y eso hace temer lo peor a la protagonista. 

Sin embargo, todo pasa a un segundo plano cuando Lyra es adoptada por la señorita Marisa Coulter, trasladándose con ella a un nuevo hogar en Londres; no sin antes recibir un valioso por parte del rector del Jordan College: La brújula dorada. 

Ese solo será el inicio de una gran y fascinante aventura para Lyra y su daimonion: Pantalaimon. 

Una protagonista activa que mueve la historia

Uno de mis puntos favoritos de la novela es la propia Lyra. Me parece que no es extraño encontrarse en la literatura que muchas veces el personaje protagonista es muy pasivo, le ocurren cosas y reacciona a ellas; muchas veces ni siquiera quiere estar en esa situación o hacer esas cosas pero la historia se empeña en envolverla y girar a su alrededor, en contra de la voluntad de dicha protagonista que solo quiere irse a casa para tomar leche y galletas. Realmente son muchos los casos donde pasa esto, sobretodo si el protagonista es un niño o una niña.

Lyra es lo contrario a ese tipo de personajes, es una protagonista muy activa, siendo responsable de sus propias decisiones y acciones. Cuando se mete en problemas es probable que sean sus propios actos la que la metieron en ellos. Puede que pasen cosas alrededor de Lyra pero en última instancia es ella quién conoce el peligro y la situación que está sucediendo, sin embargo Lyra decide afrontar esa situación pensando que va a ayudar a alguien o va a conseguir algo que desea. Eso la convierte en una protagonista muy activa que toma decisiones y de la cual la trama no tiene que estar tirando para avanzar, es Lyra quién hace que la trama avance y eso es muy de agradecer. 

(SPOILER) Gracias a Lyra se explora una forma muy interesante de ver el destino, diferente al de otras obras. Hay varios personajes que saben que Lyra está destinada a realizar grandes cosas;  sin embargo también saben que Lyra debe hacer esas cosas sin saber que está destinada a ellas, ya que sus actos deben salir de ella y no estar movidos por la predestinación, pues al momento de que sepa algo sobre su destinado ya no lo podrá cumplir. Ese es un giro de tuerca sutil pero sumamente interesante sobre la figura del elegido; siendo que estamos muy acostumbrados a que se revele a los personajes casi desde el inicio que son elegidos por su destino, sintiéndose en gran manera obligados a cumplirlo. Aquí es al revés para que Lyra cumpla con su destino debe tomar sus decisiones de forma libre y por su propia voluntad. (FIN SPOILER)

Una niña traviesa y despreocupada

Para mi lo ya mencionado son puntos muy positivos, pero a eso hay que añadirle que Lyra es una niña. No se si soy yo, pero tengo la impresión de que los personajes de niños se nos suelen mostrar con un buen comportamiento. Niños obedientes y dulces, que a menudo tratan de darnos lástima por criarse en ambientes difíciles donde sus padres no les hacen caso o incluso los maltratan. 

Lyra se nos presenta como una niña despreocupada, alegre, despistada y literalmente como una salvaje que va todo el día desarreglada y que disfruta jugando y haciendo travesuras, que a menudo implica peleas de piedras con otros niños de su edad. 

Agradezco mucho que Lyra no sea la típica niña buena que trata de inspirarnos cierta lástima para caernos bien, sino que su personalidad es tal y como sería la personalidad de una niña traviesa real. 

Durante el transcurso de la novela cada vez queda más perfilada la personalidad de Lyra: mostrándose valiente, ingeniosa, heróica, impulsiva e intrépida. Es un personaje con puntos positivos y negativos que a mi me encanta. De hecho (SPOILER) Lyra Belacqua termina convirtiéndose en Lyra lenguadeplata justamente por saber resolver una situación muy complicada por su ingenio y carisma (Fin del SPOILER). 

(SPOILER) Aunque eso sí, hay un momento en que Philip Phulman se pone a decirnos que “Lyra tenía mucho talento para decir mentiras pero que no era nada imaginativa” haciendo que tuviera ganas de decirle: “Phulman, callate, que si Lyra tiene imaginación o no la tiene ya lo decidiremos los lectores,, no tienes que decirnos cómo es tu personaje” (Fin del SPOILER).

Otros personajes

Philip Pullman autor de la Brújula Dorada (Reseña)Normalmente prefiero las novelas con un protagonismo coral o que al menos se cuente la historia desde varios puntos de vista, pero considero que si La brújula dorada funciona tan bien es justamente por tener a Lyra como principal protagonista y motor de la novela.

En cuanto al resto de los personajes creo que están muy bien. En mi opinión no están a la altura de Lyra, pero cumplen su función y resultan interesantes. Normalmente la trama no se centra en ellos y solo los vemos a través de los ojos de Lyra, sin embargo hay breves escenas en que tienen alguna escena en la que Lyra no está presente porque es importante para la trama. Esas pequeñas escenas suelen servir para enterarnos de cosas que Lyra no debería saber pero es importante que los lectores sí las conozcamos. El resto de tiempo solo los conocemos durante el tiempo que interactúan con la protagonista y desde un papel bien establecido. Limitar la historia a la visión de un único personaje protagonista y conocer a los personajes secundarios únicamente por esta visión no suele ser algo que me entusiasme como lector; sin embargo creo que en La brújula dorada es algo que funciona especialmente bien.

El mundo de Lyra

Otro punto fuerte de la novela es el mundo que Phillip Pullman ha creado y su manera de mostrarlo. Vamos adentrándonos en este mundo al mismo tiempo que Lyra, quien al inicio de la historia vive una vida despreocupada y sin embargo poco a poco se adentra más en el mundo y sus peligros.

No se nos especifica la fecha pero a través de las actitudes de los personajes y las cosas que vamos viendo podemos en el siglo XIX o inicios del siglo  XX en un mundo muy parecido al nuestro pero con diferencias muy destacables.

Siendo la mayor de ellas los propios daimonions, un concepto que me resulta muy interesante pues me recuerda a ciertas culturas donde creían que cada humano tiene un espíritu guía en forma de animal o totem. En el mundo de este Lyra es como si en vez de ser algo espiritual ese tótem se manifestara en un cuerpo físico que siempre se mantiene al lado de su humano, compartiendo una misma vida. 

También hay criaturas sumamente interesantes como los osos acorazados o las brujas del norte que son seres muy especiales siendo muy disfrutable conocerlos. 

Eso sin mencionar que a pesar de la época en que parece suceder la historia parte de esa tecnología es propia de esa época y  la otra otra es muy avanzada. Lo cual es una mezcla muy interesante que queda muy orgánica dentro del mundo de Lyra. 

Realmente se podría decir que es un mundo muy bien creado, que da mucha curiosidad seguir conociendo y que se ve tan bien establecido que perfectamente se podría crear un foro de rol sobre él.

Fantasía o ciencia ficción

Luces del Norte de Philip Pullman reseña Sin embargo, La brújula dorada solo es el inicio de una historia mucho mayor y que explora conceptos muy interesantes como la inocencia o la religión, el destino, e incluso se menciona desde bien temprano en la historia la posible existencia de otros mundos, además del de Lyra, es decir el multiverso. Concepto que tal como se explica en la historia está más cerca de la ciencia ficción que de la simple fantasía, haciendo de La brújula dorada una mezcla perfecta entre fantasía y ciencia ficción.

(SPOILER) Me encantó que la trama haga referencia constante al polvo, siendo esta una clave sumamente importante de la novela, y que ya cerca del primer libro te expliquen que ese nombre proviene de una frase de la biblia, y te das cuenta de que todas las motivaciones de los villanos hasta ese punto se fundamenta en creencias religiosas.

Otro de estos temas tan interesantes es que juega con las perspectivas, alguien que parecía ser malo puede resultar siendo el bueno, y alguien que hasta ese punto parecía bueno puede ser el peor de todos. (Fin del SPOILER).

Todos estos temas tratándose de manera cuidadosa y no tratando de imponerlos en ningún momento hacen que la trama de La brújula dorada tenga mayor sustancia y produce un resultado mucho más interesante.

Conclusión final

En conclusión La brújula dorada es una gran primera parte de una saga que promete ser muy buena. Me quedé con muchas ganas de releer la siguiente parte de la trilogía: La daga; para así seguir disfrutando de las aventuras de Lyra, personaje que realmente me ha encantado, y de todo lo que Phillip Pullman tenga que contarme. Muy recomendable.

Link a La brújula dorada de Philip Pullman en La casa del libro: Aquí

Link a La brújula dorada de Philip Pullman en Amazon: Aquí

 

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Eduardo Gómez Cabrera .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Eduardo Gómez Cabrera.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: