Leyendas de la tierra límite: las Tierras Blancas reseña

Leyendas de la tierra límite: las Tierras Blancas reseña

Leyendas de la Tierra Límite: las Tierras Blancas es una novela de fantasía juvenil escrita por Ana González Duque. La mayoría conocemos a esta escritora gracias a su blog de Marketing online para escritores, con el que ayuda a muchos escritores a darse a conocer y llegar hasta su público potencial. Algo que se le agradece mucho, pues adentrarse en el mundo literario es algo verdaderamente difícil y este tipo de ayuda siempre es muy de agradecer.

Pero no voy a escribir esta reseña para hablar del magnífico trabajo que realiza Ana gonzález Duque en este aspecto, si no de esta novela que fue su primera incursión en la fantasía juvenil. Algo que se nota bastante pues tiene fallos en los que iré profundizando a lo largo de la reseña.

Argumento

Leyendas de las Tierra Límite: Las Tierras blancas El argumento de Leyendas de la Tierra límite nos lleva a un mundo de fantasía dividido en dos: las Tierras Blancas habitado por la mayoría de los seres vivos, y las Tierras oscuras donde se encuentran unos seres muy peligrosos llamados los Oscuros, que hace tiempo invadieron ese mundo. Gracias a las sacerdotisas se pudo levantar un límite entre ambas tierras y proteger a la mayoría de habitantes de las Tierras Blancas.

Pero los Oscuros siguen siendo una amenaza mediante los ladrones de almas y otras criaturas que consiguen llegar a las tierras blancas. La raza Physill y los Guerreros del Alba tratan de luchar contra esta oscuridad, pero a veces las personas salen heridas, y por eso el trabajo de las sanadoras es curarles absorbiendo ese mal. 

Durante una curación su líder, la sanadora mayor, Laua queda en estado agonizante, y no le queda más remedio que enviar a su aprendiz, y futura sucesora, Aia en busca del único que puede salvarla: un muchacho llamado Guil que trabaja de cocinero en Merabal.

Word-building

El mundo en que se ambienta la novela me parece muy bien pensado, es decir se nota que hubo un trabajo previo y que la autora trató de pensar cada detalle antes de ponerse a escribir. Algo que me parece muy positivo aunque,  desde mi punto de vista, el tipo de historia que se contó en la novela y ciertos elementos de la misma nos mostraron una visión sesgada del mismo.

En blanco y negro

En mi opinión personal me parece que se puede aprovechar mucho más ese mundo. Otra cosa es que para mi gusto todo es demasiado blanco y negro, la mayoría de los personajes siguen los parámetros de los héroes clásicos que luchan siempre por el bien, mientras que todo a lo que se enfrentan es simplemente maligno y oscuro.

Existía un personaje que podría haberse usado para añadirle un matiz de gris a todo el conjunto, pero su desarrollo a lo largo de la novela y la visión que se nos da de él termina siendo muy negativa. Para empezar se recalca en todo momento lo malvado que es este personaje e incluso se dice que apesta, y a la larga termina siendo otro monstruo más que abatir.

Narración

En cuanto a la narración me parece algo simple y básica. Esto tiene un lado positivo pues hace que la novela se lea rapidisimo y no cueste ningún esfuerzo, pero a su vez hace que todo suceda muy rápido y resulta difícil profundizar en las cosas que suceden. Se siente como una de esas pelis de acción donde no dejan de suceder cosas constantemente, pero donde es muy difícil que el lector se involucre con la historia o se adentre en las diferentes situaciones. Además eso se combina con una forma algo rebuscada de decir las cosas en un intento artificial por generar un mayor efecto en el lector.

Los personajes

Ana González Duque autora de Leyendas de la Tierra Límite
Ana González Duque

Los personajes también me parecen muy bien pensados. A cada uno de ellos se le crea una historia que se nos va contando mediante flashbacks, que en lugar de resultar pesados me parecen la mejor parte de la novela. Realmente logró involucrarme más con los personajes en sus respectivos flashbacks, que en el resto de la novela. Esto demuestra que Ana González Duque si se preocupo mucho a la hora de crearlos y hacer que cada uno tuviera su propia historia que condicionará su personalidad en el presente.

Lo malo es que no me parece que esto tenga tanta repercusión en el resto de la novela, donde la personalidad de cada uno comienza a flojear, siendo arrastrados por los sucesos que deben ocurrir en la novela.

Realmente la mejor forma de entender este punto es referirse al rol donde cada persona interpreta un personaje distinto y el contacto, choque o diferentes situaciones que se dan entre ellos teje la historia de forma orgánica y natural; pero a veces un master o narrador se empeña en contar una historia determinada y fuerza las cosas para que los personajes pasen por una serie de puntos con el fin de contar la historia que como máster desea.

Esa es la sensación que me da esta novela, que los personajes no siguen sus personalidad ni se comportan de forma natural, actúan siempre con el fin de contar sí o sí la historia que la autora deseaba contar.

Eso se nota por las cosas que pasan durante toda la novela (GRAN SPOILER) Al comienzo Laua tiene que enfermar para que así Aia vaya a buscar a Guil, se enamoren durante el camino para que así ocurran los conflictos correspondientes que lleven a Laua en la búsqueda de Baeshaa, para que  este personaje trate de separarlos dándole una poción especial llamada Carulopsia a Guil. Luego inician un viaje donde la mayoría de los personajes mueren o desaparecen para dejar solos a Aia y Guil, junto con la carulopsia, que Guil se toma y termina  violando a Aia. El resultado es que conciben una hija que es la “elegida” que el mundo necesita y conseguirá todos los problemas de la historia. Finalmente por cuestiones del don de Aia, ella y Guil tienen que unirse emocional y sexualmente. Al final todo termina con los protas casados felizmente y con la elegida como hija. (FIN DEL GRAN SPOILER)

Todo esto se siente muy condicionado, y como si las cosas solo sucedan para llevar al siguiente punto de la narración y así hasta la meta, renunciando a la lógica o a la personalidad de los personajes con tal de que pase lo que tiene que pasar. En mi opinión este es un fallo porque arruina la naturalidad de la historia y los personajes.

En mi opinión, la solución para este problema es crear personajes sólidos con una buena historia en la que se base su personalidad, algo que ya dije que la autora hizo muy bien, y luego soltarlos en el mundo y ver como actúan e interactúan unos con otros. Se puede tener la historia y ciertos puntos pensados, pero sin imponerlos o condicionar la actitud de los personajes, luego simplemente escribir siguiendo estas personalidades dejando que la historia fluya a través de la mano de quien escribe.

Instalove

Derivado a esto que acabo de comentar tengo que recalcar dos problemas adicionales: en esta historia hay un claro instalove, (SPOILER)los personajes apenas se conocen cuando ya se comienzan a enamorarse.  al final del capítulo tres ya se están besando apasionadamente Para empezar se sienten muy atraídos el uno por el otro, y no sería problema si solo fuera atracción física, pero desde ahí ya se habla del problema de las sanadoras para amar, algo que no tiene sentido si no se quisiera que fuera amor. (FIN DEL SPOILER). Personalmente no tengo problema con las historias de amor, de hecho me gustan si están bien hechas, pero que todo suceda tan rápido y que la relación no se sienta coherente me saca por completo de esa relación.

Mapa de las Tierras Blancas

El mayor problema de la novela

Otra cosa es el que me parece el mayor fallo de la novela: (GRAN SPOILER) hay una violación, pero lo malo de esto no es el hecho en sí, sino toda la manera de tratarlo: De una manera muy superficial y burda quitándole toda la seriedad y gravedad al suceso. Realmente algo como eso no se puede tratar a la ligera, es un acto imperdonable y en literatura un recurso narrativo altamente fuerte que marca un antes y un después en la historia. Es la manera más rápida de cargarte un personaje haciendo que los lectores lo odien, y para un protagonista más grave aún. No me parece mal usarlo cuando es necesario, pero el problema viene cuando se usa y después se sigue la trama sin mayores complicaciones como si lo que hubiera sucedido fuera algo normal que el personaje que lo sufre debe superar sin más. 

No solo es eso sino que se usa una excusa muy mala para que a Guil no le pase factura. Por mucho que la Carulopsia sea un afrodisíaco eso no convierte una violación en algo inevitable y por tanto perdonable. Eso solo potencia mucho las emociones de una personaje según el propio texto, lo que podría hacer que Guil sintiera un fuerte deseo por ella y tratarla de seducirla, o si de verdad era algo tan incontrolable pedirle que se alejara pues el amor y el instinto de proteger a los seres queridos también forma parte de los sentimientos. Pero no, Guil tiene sexo con ella sin darle ninguna opción y sin que le importe lo que Aia tenga que decir. En sus palabras: “como debería haber hecho hace tiempo”. Suena a que esa idea no vino a su mente solo por la Caruplosia. Razón por la que sigue sin ser perdonable ese terrible acto. 

Y aunque se hubiera hecho de tal manera que no hubiera sido por voluntad de Guil o no hubiera tenido elección el daño psicológico en ambos personajes habría sido tan grande que hubiera sido muy difícil de superar, haciendo imposible lo que sucede en la novela.

No solo la violación parece un acto con la misma importancia que cualquier otro, si no que sigue enamorada de Guil se vuelven a acostar juntos, se casan y viven felices siendo padres de la consecuencia directa de esa violación. Una trama que me parece muy mala y daña mucho la novela.

Además, ¿Por qué una violación? ¿No habría sido mucho más fácil y más lógico que ambos personajes tomarán la poción y se acostaran juntos bajo su influjo? Luego solo sería cuestión de decir que lo hicieron porque realmente lo deseaban y que Aia se sintiera culpable por traicionar su deber como sanadora. Haciendo de la situación algo mucho más interesante y coherente. Había otras opciones, pero decidirse por la violación me parece decantarse por la más burda de todas. (FIN DEL GRAN SPOILER)

Muertes

Otra cosa es que mueren muchos personajes y realmente no sentí las muertes, pareciéndome más gratuitas que otra cosa. Realmente no se trata de matar mucho, matar bien es más importante. De nada sirve matar un personaje si eso no logra producir emociones en el lector. El lado negativo de matar muchos personajes es que el lector termina volviéndose inmune y deja de preocuparse por los personajes. (SPOILER) Además hacer pensar que un personaje murió y luego revelar que no, es decir el recurso de la falsa muerte, me parece muy arriesgado pues si se usa mal o mucho puede perderse la credibilidad en ese aspecto (SPOILER)

El tema de las emociones

Otra cosa es que no me quedó claro es el mensaje que se quería transmitir: si las emociones son buenas o no son malas. Si es lo primero esta bien, si es lo segundo me parece muy mal mensaje. Las emociones son inherentes al ser humano, y tratar de reprimirlas solo lleva al sufrimiento para las personas y a veces incluso a la catástrofe como se ve en otras novelas reseñadas en este blog: Aquí y Aquí o explica muy bien Carisma al instante en uno de sus vídeos: Aquí

El género de la novela

Me parece que este resultado se debe a que Ana González Duque se centró demasiado en escribir una historia dentro del género de la fantasía. Algo que me parece erróneo pues lo que se consigue con eso es una novela que entra dentro del género, es fácil de leer y puede gustar a los más fanáticos de este tipo de lecturas, pero que no cuenta con una gran profundidad y a la larga termina mas siendo una simple lectura para pasar el rato, en lugar de una novela que recuerdes tiempo después o que realmente te aporte algo.

Para evitar esto me parece que no hay que pensar en el género de la novela al momento de escribirla, mi consejo es que cada escritor tiene que mirar en su interior, descubrir la historia que realmente quiere contar y luego dejar que fluya a través de su mano. Cuando realmente se terminó de escribir la novela ya se puede pensar en cómo posicionarla y a que publicó dirigirla, pues en mi opinión esa es la única manera de escribir algo significativo. Como dice Lorena Amkie: es más importante que una novela se autentica a que sea perfecta.

Leyendas de la Tierra Límite: Las Tierras Blancas

Conclusión final

En conclusión, Leyendas de la tierra límite: las tierras blancas es una novela llena de tópicos y errores que la hacen fácil de leer pero que solo los muy fans del género podrán disfrutar. Pero hay que señalar que gran parte de esto se debe a que fue la primera incursión de Ana González Duque en el género de la fantasía y por tanto es de esperar que haya una gran mejoría en sus siguientes novelas. Lo que me hace sentir curiosidad por leer La sociedad de la libélula y ver la evolución de la autora con el paso de los años, pero no lo haré en un futuro inmediato.

Link a la novela: Aquí

Web de Ana González Duque: Aquí

Marketing para escritores de Ana González Duque: Aquí

Canal de youtube: Aquí

La sociedad de la libélula: Aquí

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Eduardo Gómez Cabrera .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Eduardo Gómez Cabrera.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en el Aviso Legal.

A %d blogueros les gusta esto: