Monstruos encubiertos reseña

Monstruos encubiertos es la segunda parte de Monstruo busca monstruo, una saga escrita por Diana F. Dévora, la cuál conocí en el Celsius de 2017, y después compré esta secuela en este último Celsius del 2021: Crónica aquí. Al ser esta la reseña de una secuela tendrá spoilers de la primera parte, así que recomiendo su lectura antes de adentrarse en esta reseña. Reseña a Monstruo busca monstruo: Aquí

Argumento

Monstruos encubiertos de Diana F. Dévora Monstruos encubiertos nos vuelve a llevar a la isla artificial: Adrax. En ella nos encontramos con el equipo de mercenarios que conocimos en la primera parte, personajes como su jefe Aidan, Akira, Will, Zoe, y la protagonista de la historia: Summer. Aunque, debido a lo sucedido en la primera parte hay cambios importantes, para empezar el último integrante del equipo: Yade, hermano de Summer. Y los monstruos ya no se dan de golpes a cada oportunidad, Rayo negro se ha enamorado de Summer y eso hace que la relación entre ellos y los dos equipos cambie. De hecho, la historia empieza cuando secuestran a dos compañeros de Rayo en mitad de una misión, y no tiene más remedio que contratar a sus mayores enemigos: los Wonderfulosos. Ellos no se muestran muy contentos de aceptar esa misión, pero la suculenta oferta que les propone Rayo negro harán que terminen aceptando. 

La nueva misión les llevará a infiltrarse en un prestigioso internado, siendo Zoe la clave de todo el plan. Una misión que en principió parece fácil, pero que no hará más que complicarse cada vez más hasta tener complicaciones que nunca hubieran esperado. 

Narracción

La narración que utiliza Diana F. Dévora me encanta. Sabe cómo narrar unas excelentes escenas para que te las imagines en la mente, al mismo tiempo que sabe cómo transmitirnos las emociones de cada uno de sus personajes y que empaticemos con ellos. Además sabe manejar muy bien el humor, haciéndose que se sienta muy natural dentro de la novela, pero a su vez también sabe que la novela se ponga seria y dramática, incluso triste, cuando es necesario. Es la historia, el carácter de los personajes y lo que les va sucediendo  lo que marca cuando una escena es divertida o es dramática, algo que resulta muy de agradecer. Eso sin mencionar que las escenas de acción le quedan genial, muy bien descritas que puedes imaginártelas como si estuvieras viendo un anime. Esta novela tiene menos escenas de acción, al ser una novela más de misterio e investigación, pero cuando llega a cierto punto la acción aparece y resulta vertiginosa y emocionante. Monstruos encubiertos no es una saga para cualquiera, bebe mucho del manga y el anime, y eso hace que resulte en una gran combinación. Es la combinación que nunca esperas encontrar, pero cuando la encuentras te encanta, al menos si la mezcla está tan bien escrita como Monstruos encubiertos. 

Personajes de Monstruos encubiertos

Aunque sí Monstruos encubiertos funciona tan bien es por lo bien hechos y trabajados que están sus personajes. Partiendo de una cualidad principal que los caracteriza, Diana va profundizando cada vez más en ellos hasta el punto que como lector llegas a quererlos y apreciarlos como son.

Me encanta Summer

En la primera reseña mencione que Summer no me había agradado nada, sobretodo por la primera impresión que me causó y el trato que le da a Yade durante la primera parte de la novela, después ya vas conociéndola y comprendiendo sus razones, la cuál es su trágico pasado, lo que hace que la termines apreciando. Aunque en esa novela no era de mis favoritas, para mi sorpresa aquí me encanta el personaje y se volvió mi personaje favorito de la novela, junto a Rayo. No se si es porque al conocerla de la anterior novela me ha servido para que la aprecie mucho como personaje; o porque al tener el protagonismo más repartido entre diferentes personajes hace que Summer no tenga que cargar con todo el peso de la novela, haciendo que brille mucho más en cada ocasión que aparece y que cada una de sus intervenciones sea muy disfrutable. 

Puede que ambas, aún así me parece curioso, porque Summer es un personaje que tiende a caer mal al resto de personajes cuando la conocen, pero a medida que conviven con ella van apreciándola mucho más. Un ejemplo es Akira, que en el presente es muy amigo de Summer pero cuando la conoció le cayó fatal. Creo que es algo muy bueno que como lector sintiera lo mismo, que al principió me creara una mala impresión, pero que a medida que la fuí conociendo con la lectura de estas dos novelas terminará apreciándola mucho. 

Diana F. Dévora escritora de Monstruos encubiertos

Una trama más estructurada

Aunque Monstruos encubiertos es algo diferente a lo que leímos en Monstruo busca monstruo. La primera parte era una novela de presentación de sus personajes y la isla de Adrax, la segunda es más bien una novela de transición hacia la tercera. Ya no se trata de Summer vs Rayo negro con El Dómine de por medio (SPOILER) ni siquiera sale (fin del SPOILER). Aquí nos encontramos una trama mucho más relajada en cuanto a la acción, pero mucho mejor estructurada que sirve para conocer mucho mejor a los personajes secundarios, sobretodo a Zoe. Personajes que en su primera parte pudieron quedar un poco desapercibidos, pero aquí brillaron con luz propia. También para dar mucha mayor profundidad a toda la historia, pues descubrimos y se profundiza en cosas que en la primera no se hizo. Además de avanzar la trama en cuestiones mucho más personales, como la relación entre Summer y Rayo negro. 

Así que, como pasa con las segundas partes de una saga, es una novela de transición para profundizar en temas, conocer mejor a los personajes y moverlos en la dirección adecuada para que estén preparados para una tercera parte. 

Monstruos encubiertos de Diana F. Dévora Muy buena estructura

Aunque eso no es ningún problema, Monstruos encubiertos está muy bien estructurada haciendo que su lectura sea muy disfrutable, con una trama de misterio e investigación que no vimos en Monstruo busca monstruo, y que tiene su propia fuerza dentro de la saga. Es una novela en la que puedes estar todo el rato pensando que habrá sucedido, quiénes serán los verdaderos culpables y cómo podrán resolver un caso que a veces parece imposible de resolver. Y lo mejor es que Diana F. Dévora sabe como sorprendernos y como emocionarnos. 

Y sí, aunque la trama sea de investigación va a llegar un momento en que lleguen las tortas, siendo tan emocionantes como en el primer libro, y haciendo que no seamos capaces de soltar el libro de lo emocionados que estemos. 

Debo decir que aunque sé que la novela se editó en su día en digital, y hasta estuve tentado de leerla, no lo hice y es que merece mucho la pena leer la novela en físico. Tanto por la cubierta que es preciosa, como por poder disfrutar y tener en las manos la mano con todas las ilustraciones que ha creado Diana F. Dévora. Resulta muy grato estar leyendo y encontrar las páginas donde aparece la imagen de los personajes o de la escena que está ocurriendo. Una experiencia muy poco común y que merece la pena disfrutar, sobretodo con este estilo manga tan característico de Diana F. Dévora.

Muchas ganas de más

Aunque sí que hay un aspecto “negativo” que señalaría y es que la novela se siente muy corta. Es una excelente novela, pero cuando la acabas solo quieres ir a la tienda y comprarte la siguiente parte porque te ha dejado con la miel en los labios y muchas ganas de más. No, eso no es lo negativo, lo negativo es que la tercera parte no está en las tiendas y toca esperar. Siendo Monstruos encubiertos una de esas historias que cuando la acabas cuesta leer otra cosa que no sea esta saga; porque te deja pensando, no en cuestiones de la vida, sino en sus personajes y sus historias. A mi, por ejemplo, me dieron muchas ganas de ir a youtube y ver vídeos musicales de sus personajes, pero al no ser una serie o un anime, pues no pude encontrar mucho, aunque me vi un par de veces los que Diana había subido a su canal, como ese de la felicitación navideña o el propio trailer de la novela. 

Algo que recomiendo hacer, ir a la web de Adrax monsters y ver las cosas que se crearon en su día sobre la saga, tanto por parte de la autora como por parte de los fans, la verdad es algo único que hace que uno se una más a la saga. 

Monstruos encubiertos de Diana F. Dévora

Conclusión final

Monstruos encubiertos es una novela entretenida y agradable de leer cuya lectura resulta muy divertida. Tanto la historia como sus personajes se hacen querer a un nivel personal que hace que una vez la acabas se recuerde con mucho cariño y muchas ganas de más. Aunque Monstruos encubiertos es una novela más relajada en cuanto a la acción, está muy bien estructurada y nos presenta un misterio que resolver al mismo tiempo que va profundizando en sus personajes. Tanto su portada como sus ilustraciones son una delicia que tener en las manos. Estoy deseando leer la tercera parte con muchas ganas.

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Eduardo Gómez Cabrera.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: