Te regalo el fin del mundo reseña

Te regalo el fin del mundo es una novela de ciencia ficción escrita por José María Villalobos y la editorial Héroes de papel. 

Compre este libro en el celsius de 2020, Aquí tienen la crónica, me llamó la atención que era un libro donde la humanidad vivía en un universo digital porque la Tierra ya no era habitable; además de su fuerte enfoque en los videojuegos. Me encantan los videojuegos y también los libros, así que sabía que la mezcla me iba a resultar interesante. 

Se añade a eso una gran curiosidad, y es que se trata de un libro reversible; si empiezas a leer por delante es una novela, pero si lo empiezas a leer por detrás es una antología de relatos. A eso se suma que es la primera novela de José María Villalobos, lo cuál también era una razón importante para darle apoyo. 

Argumento

Te regalo el fin del mundo portada En Te regalo el fin del mundo nos encontramos un futuro donde la Tierra ya no es habitable debido a los desastres naturales; por lo que la única posibilidad de salvación para la humanidad es refugiar sus mentes en un universo virtual, mientras sus cuerpos esperan en estado latente a que la Tierra se recupere. 

Sin embargo, las ansias de poder y la corrupción siempre estarán vigentes, y Klauss aprovecha esta nueva situación para ser el máximo y único dirigente de K-Corp, empresa creadora y gobernante de este nuevo universo virtual. Eso le da un poder total con el que controlara la vida y el futuro de la humanidad con mano de hierro. Klauss jamás renunciará a semejante poder ni dejará a nadie salir de ese universo virtual, pese a que ya hay indicios de que la Tierra ya se ha recuperado. 

Eso obliga a la humanidad a vivir completamente sometidos a la voluntad de Klauss, sin futuro ni esperanza, completamente sumergidos en vidas falsas en un universo que por idílico que parezca no es el real. Solo hay una posibilidad, y es reiniciar por completo ese universo digital usando el código escondido en un  insignificante y ordinario avatar llamado Roy. 

Es por eso que varios miembros de la resistencia, encabezados por Alice y Risco, iniciaran un peligroso viaje lleno de aventuras en el que se enfrentarán a todo el imperio. 

Libro reversible

Una de las cualidades más llamativas de esta novela es que es un libro reversible, por un lado novela y por el otro relatos. Lo que tiene su parte buena y su parte mala. La buena es que una vez acabas la novela tienes la posibilidad de darle la vuelta al libro y encontrarte con unos relatos que complementan mucho la experiencia y te dan una idea más completa de las cosas. 

Fuerte contraste entre la novela y los relatos

La parte mala es que se crea un fuerte contraste entre la novela y los relatos. Los relatos me parece que cuentan con mucha profundidad y se toman su tiempo para contarnos la historia o situación de uno o varios personajes en pocas páginas.

Los relatos me hacen ver que José María Villalobos tiene mucho talento, pero que la novela de Te regalo el fin del mundo se siente bastante apresurada. Es decir, tiene buena narración y sí que da la oportunidad de conocer a los personajes, pero una vez se leen los relatos te das cuenta de que en la novela siempre está pasando algo, siempre se está llevando la acción hacia delante sin dar demasiado tiempo a respirar o profundizar en esos personajes o el universo en el que viven. Te explica lo que necesitas saber mientras la trama avanza constantemente. Esto es algo muy bueno pues por un lado permite una lectura muy rápida de la novela, entretenida y disfrutable, pero por el otro no te permite meterte por completo en su universo o cogerle verdadero cariño a la mayoría de sus personajes. 

Un ejemplo sería que te dicen que la situación en el mundo real es mala por la crisis climática, pero te lo dicen muy por encima y no es hasta que lees varios de los capítulos que la comprendes realmente.

Se podría decir que por un lado la novela te da una gran aventura pero sin entrar demasiado en detalles, mientras que los relatos te dan todo el contexto y te mete realmente en su universo, pero el problema es que lo hacen cuando la historia ya ha terminado. 

José María Villalobos en el Celsius 2020

Escenas eliminadas

Es decir, muchos de esos relatos no son historias derivadas de la historia principal, historias de otros personajes que no afectan de manera significativa a la principal o que dependan de ella. Son escenas cortas y a menudo se siente que dependen de la historia principal para poder entender el contexto del relato, como si fueran las escenas eliminadas de una película. 

Un ejemplo es el relato  “El valiente NPC en un infierno de cobardes avatares”, un relato excelente y de mis favoritos, (Gran Spoiler) que nos presenta el orígen de Moderkay, pero el problema es que este pasado no se menciona en la novela y que cuando leemos el relato ya sabemos que Moderkay esta muerto..(Fin del gran Spoiler).

Relación de dependencia

Con esto quiero decir que la novela y los relatos tienen una relación de dependencia que no es necesariamente beneficiosa. Para tener el contexto de la novela necesitamos leer los relatos, pero no los leemos hasta terminarla; mientras que los relatos son muy buenos pero los leemos cuando la historia ya terminó, quitándoles cierta importancia. 

Creo que una solución a esto habría sido que cuando sucede o se menciona un suceso importante nos recomendarán leer el relato que se relaciona con ese suceso y así ir intercalando la novela con los relatos. 

También estaría muy bien, pero perdiendo este factor de novela reversible,  un equilibrio en la historia principal; es decir que Te regaló el fin del mundo sea una historia que tenga acción y todas estas aventuras pero que a su vez se tome el tiempo necesario para presentarnos tranquilamente su universo y a sus personajes, tal y como sucede en los relatos. 

De cualquier modo, el resultado no es malo, y si bien podría haber sido mejor, no quita que la novela sea entretenida y los relatos muy interesantes. 

La narración

La narración que José María Villalobos me parece muy buena, valiéndose de una tercera persona se nos hace muy sencillo imaginarnos todas las escenas de acción, así como las emociones de sus personajes principales. Aunque no siempre, hay capítulos donde nos muestra una imagen general de toda la situación sin meternos en el punto de vista de ningún personaje y esos capítulos me echan un poco para atrás al no poder conectar con ninguno. Por eso, mi opinión es que la novela gana mucho cuando profundiza en la visión de un personaje y narra desde ese punto de vista. Pero, en general, me gusta mucho la narración que utiliza. 

Los personajes

Alice protagonista de Te regalo el fin del mundo Otra cosa a destacar son los personajes de la obra. Al comienzo de la novela, debido a lo ya mencionado de que las cosas ocurren deprisa, no se llega a empatizar con ellos y su causa, sin embargo a medida que las cosas van sucediendo los vas conociendo y puedes identificarte con ellos con mucha más facilidad, al menos con los protagonistas. 

Cuando te adentras en el libro te das cuenta de algo curioso, y es que aunque al principio el protagonista parezca Roy, según avanza la trama Alice se demuestra como la verdadera protagonista, o al menos con la misma importancia que Roy; mientras que Roy además de ser un personaje principal es el claro Macguffin de la historia. 

Alice es quien suele tomar las decisiones y por eso mueve la historia, pero la historia trata del código de Roy, ya que este código es quién puede liberarlos del mundo virtual en el que se encuentran atrapados.. Eso hace que tanto el objetivo de Alice como el del resto de personajes sea protegerlo y llevarlo donde tiene que ir. Lo que en la novela resulta en algo muy interesante (SPOILER) especialmente según avanza la novela y se descubren cosas que lo vuelve más dramático. (Fin del SPOILER). 

Mientras que en los relatos al tomarse más tiempo en presentarnos los personajes y sus situaciones, resulta muy sencillo meterse en la mente de cada protagonista y empatizar con ellos trasladándote al universo y situaciones en las que viven. 

Los videojuegos y la literatura se dan la mano

Me parece genial como esta novela toma elementos del mundo de los videojuegos de todas las épocas. A veces son detalles que todos los amantes de los videojuegos vamos a disfrutar, como la manera en que todos tienen una vara de vida o las escenas de acción que son muy inspiradas en videojuegos, o mencionar cosas de su historia como señalar la importancia de Atari. Lo mejor es que se hace de forma sumamente natural, por lo que si no eres fan de los videojuegos podrás seguir disfrutando de la historia sin ningún problema. Creo que este equilibrio entre tener detalles y guiños para los amantes de los videojuegos, y a la vez hacerlo de una manera completamente natural y sin que resulte extraño con el contexto de la historia es una de las claves más importantes de Te regalo el fin del mundo. 

Escenas de acción dignas de una película

Otra cualidad muy positiva son las escenas de acción y las aventuras, son trepidantes y muy emocionantes, cuando José María Villalobos las describe logra que te las imagines en tu mente con la misma claridad que si estuvieras viendo una película. 

Leer Te regalo el fin del mundo es como si estuvieras leyendo una película con elementos de un videojuego. Una mezcla de medios que la hace muy disfrutable.

Te regalo el fin del mundo reseña

Para fans de Star wars

Además, creo que este libro es ideal para todo fan de Star wars, pues muchos de sus elementos recuerdan mucho a esta saga, como la presencia de un gobierno tiránico que actúa de la misma manera que lo haría el imperio galáctico, mientras que los protagonistas de la historia son claramente los rebeldes. Después tenemos las batallas espaciales, los planetas misteriosos y hasta los bares para criminales logrando que Te regalo el fin del mundo sea un buen homenaje a Star wars. 

El conflicto de la novela

Algo no tan positivo es la manera en que se trata el conflicto de vivir encerrados en un universo virtual con todas esas posibilidades. Creo que la novela es genial como una novela sobre la libertad, pero no tanto sobre el dilema que supondría estar en un universo virtual. Los villanos son muy malos y solo quieren tener el poder absoluto, por lo que pronto el mundo virtual pasa a ser una prisión para todos los habitantes estando todos de acuerdo en que deben salir de ahí teniendo dos puntos de vista la de los buenos estando todos de acuerdo en que deben salir del mundo virtual, y la de los malos que no es que quieran vivir en un mundo virtual es que quieren poder a cualquier costo. 

Eso hace que sea una buena novela, pero que no de demasiado debate sobre vivir en un mundo virtual. Sí alguien espera encontrar un dilema sobre “si es mejor vivir en un mundo virtual con todas las posibilidades aunque no sea verdadero, o vivir en el mundo real con todas las dificultades que eso implica” no lo va a encontrar. 

Para que se produzca este debate no deberían ser buenos en busca de la libertad contra malos en busca de poder, sino que los personajes deberían separarse en personas que quieren vivir en ese universo y personas que no. Y replantear todos los beneficios y contras de vivir en ese universo virtual, sin que uno de ellos fuera unos tipos que quieren todo el poder, al menos no como el centro de todo. 

Cubierta de Te regalo el fin del mundo

Falta de naturalidad en los diálogos

La novela se siente natural en muchos aspectos, pero hay uno que trastoca esa naturalidad y que se debería mejorar: los diálogos. Falta mucha naturalidad en los diálogos, suelen decir mucho más de lo que una persona normal diría, tratando de explicar a través de ellos lo que les ocurre en la historia. Incluso te enteras más de lo que sucede por los diálogos de los personajes que por la propia narración. Esto no me gusta porque me deja la impresión de estar leyendo una obra de teatro de la griega clásica, donde todo lo que sucedía era a través de los diálogos de los personajes.

Además de que este tipo de diálogos tienen otro factor negativo, y es que al ser tan literales a veces se sentía como si la novela fuera un discurso de las ideas políticas y sociales del autor, en lugar de dejar que los lectores asimilen ese tipo de ideas por sí mismos.  

Conclusión final

Te regalo el fin del mundo es un libro con ideas muy interesantes, especialmente el hecho de ser reversible constando de una novela y varios relatos; con escenas que parecen sacadas de una película y muy inspirada por el mundo de los videojuegos. El resultado general me ha gustado, sin embargo tiene unas cuantas cosas que podrían haberse mejorado.

 

Link a Te regalo el fin del mundo en la web de Héroes de papel: Aquí

Deja un comentario

Ver más

  • Responsable: Eduardo Gómez Cabrera.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: